[ cajón de vidrio ]

coleccionismo de ocasión para construir sentido en el mundo

F. ha decidido callar justo ahora y tal vez así es como todo queda dicho entre dos cuerpos. La proximidad entre nosotros y, sobre todo, nuestro silencio hacen fluir los pensamientos que ahora opacan el ruido y asumen su inhóspita certeza. La proximidad, también inquietante, entre dos. ¿Es eso la alteridad? Nuestras relaciones son tan sólo una posibilidad y, sin embargo, las tomamos; la amistad, el amor. Tan sólo lo posible. No hay más que buenas palabras entre dos, amabilidad, tal vez una confianza infundada. Yo no tengo por qué amar a F. —su amistad, mi amor, es únicamente lo posible.

                                                           Ingrid Solana, “Ellos”, Barrio verbo. México, 2014. **

dangers of reading
Le livre de Lancelot du Lac & other Arthurian Romances, Northern France 13th century.
Beinecke Rare Book & Manuscript Library, MS 229, fol. 133v

dangers of reading

Le livre de Lancelot du Lac & other Arthurian Romances, Northern France 13th century.

Beinecke Rare Book & Manuscript Library, MS 229, fol. 133v

“Lenta, muy lentamente, cede la sombra paso al leve vuelo de la luz. Sólo entonces, después del radical descenso a lo oscuro, supimos lo que nos había sido dado: la materia y la revelación de sí que es la forma. La forma, dice Nietzsche, es para el artista lo que el no artista llama fondo. Por supuesto para crear hay que llegar al fondo, al fondo de lo oscuro. Lo que emerge después de tal descenso es la obra y sólo entonces la conocemos, en el recién dibujado borde de una aún trémula luz. “Al alba conocí la obra -apunta Chillida- puede ser de mil maneras, peo sólo de una.””

– José Ángel Valente, “Chillida o la transparencia”, Obras completas II. Ensayos, Galaxia Gutenberg, 2008

Demos un vistazo a Alina…

Alina… bueno… Les mostraré el principio. No me gusta este timbre; lo haré más sonoro. Escuchen esa voz. Muy neutral… También neutral. Un poco más seria, o complicada. Como dos personas cuyos caminos parecen cruzarse pero no lo hacen. Hay cierta neutralidad aquí. He dicho que necesitaba… no lo llamaré neutralidad… necesitaba concentrarme en cada sonido para que cada brizna de hierba fuera tan importante como una flor. Esto, de hecho… Podría ser como una interrupción en la radio: a veces, algunas señales suenan como si duraran toda una vida, o el futuro, el pasado, fuera del tiempo. Como dije, una brizna de hierba es tan importante como una flor. Ver en esta pequeña frase algo más que simplemente la tecla negra y la tecla blanca. Y después… Sostengan esa nota… La melodía no importa tanto aquí: es la combinación de esta triada. Hace una combinación tan desgarradora. El alma suspira para cantarla interminablemente. Escuchen… Y así sucesivamente… Imagino al director en un tiempo no acentuado antes de que todo comience. No se escucha nada todavía y la gente en la sala de concierto no sabe qué se aproxima. El conductor indica el acento. El acento. El momento en que levanta la mano contiene, de hecho, la fórmula de la obra entera: su carácter, su dinámica, su tempo y muchas otras cosas. El director y los músicos saben de ello por haber ensayado juntos. Creo que el compositor está en una posición similar antes de que comience a escribir. Tiene que poseer el conocimiento o la percepción de qué sigue cuando la mano cae. ¿Cuál es la primera nota? ¿Y la segunda? El primer paso lo es todo, es decisivo. Es complicado. Yo mismo no me entiendo. Pero tengo una idea de lo que quiero decir. Siempre estoy buscándola. A veces llega fácilmente, a veces simplemente no llega. En cada ocasión siento que tengo que empezar desde cero.

En este enlace, el documental completo Arvo Pärt - 24 Preludes for a Fugue (Dorian Supin, 2002), con subtítulos en inglés.

Transcripción y traducción: @saturnesco